La Hipertensión y los Anticonceptivos

La Hipertensión y los Anticonceptivos

Las pastillas anticonceptivas suelen aumentar levemente la presión arterial cuando se toman durante mucho tiempo. En general, el incremento no es tanto como para preocuparse. Si una mujer que toma anticonceptivos desarrolla hipertensión, necesitará cambiar de método anticonceptivo. Las mujeres mayores de 35 años que fuman y toman pastillas anticonceptivas corren un alto riesgo de desarrollar hipertensión.

Los Riesgos a la Salud de la Hipertensión

A parte de agravar enfermedades existentes, como la diabetes y las enfermedades cardíacas, la hipertensión puede provocar otras enfermedades, tales como:
  • Accidente cerebrovascular: hemorragia en el cerebro relacionada con la hipertensión arterial crónica.

  • Arterosclerosis: acumulación de una placa en las paredes de las arterias la cual causa que se endurezcan.

  • Daño ocular (retinopatía hipertensiva): la retina se daña debido a hipertensión crónica y se originan discapacidades visuales irreversibles.

  • Encefalopatía: inflamación del cerebro, que suele producirse cuando no se controla la hipertensión a largo plazo.

  • Enfermedad renal (nefrosclerosis hipertensiva): engrosamiento o estrechamiento de las arterias renales; causante de, al menos, el 26 por ciento de los casos de nefropatía terminal en los Estados Unidos.

  • Gota: inflamación de las articulaciones causada por la acumulación de cristales generados por exceso de acido úrico, un producto de desecho de la sangre.

  • Insuficiencia cardíaca congestiva: el corazón no puede vaciar las cavidades, entonces se acumula sangre en el lado izquierdo del corazón y los pulmones se llenan de líquido.

  • Taquicardia: ritmo cardíaco acelerado; la taquicardia relacionada con la hipertensión suele acompañarse de pulso “saltón”.