Obesidad

La obesidad suele ser juzgada como un tema cosmético. Pero es mucho más que eso: el exceso de peso y la obesidad implican mayores gastos en salud, juicios por discriminación y menor productividad. Es decir, es obvio que va mucho más allá de tener el cuerpo que promocionan los medios.
Sin embargo, las causas de la obesidad aún no son del todo claras. No existen respuestas simples. El subir o perder peso dependen de un gran número de factores. Entre ellos se pueden mencionar:
    • dejar de fumar
    • embarazo
    • inactividad
    • mala dieta
    • problemas médicos
  • remedios.
Los siguientes párrafos ofrecen más detalles acerca de otras posibles causas de la obesidad.

Obesidad y Genes

La obesidad tiende a ocurrir de forma hereditaria, lo cual implica causas genéticas. Sin embargo, buscar un “gen de la obesidad” es complicado dado el hecho que los hijos tienden a repetir el estilo de vida de los padres, es difícil separar la genética del comportamiento.

Existen estudios que han sido diseñados para determinar de qué modo los genes y el estilo de vida de la familia causan la obesidad. Recientemente se ha hallado una condición conocida como síndrome metabólico que potencialmente podría definir una causa de la obesidad. La idea central en el síndrome metabólico es que grupos de enfermedades como el colesterol alto y la presión alta pueden estar directamente relacionados a mutaciones genéticas. Todavía no se ha determinado si el subir de peso dispara el síndrome metabólico o si por el contrario el síndrome metabólico dispara el hecho de subir de peso.

El Origen de la Obesidad

En la actualidad la comida rápida, procesada y enriquecida está en todas partes. Los comerciales que promocionan estas comidas resaltan sus valores nutricionales y destacan que su preparación nos puede hacer la vida más fácil. Tenemos vidas agitadas, comemos rápido y elegimos la televisión o la computadora en vez del ejercicio. Al mismo tiempo modelos súper delgados en las revistas o en las películas simbolizan un ideal distorsionado.

 

El tema ha sido internalizado de tal modo que ya casi no lo escuchamos más: en las culturas en las que la gente come comidas con gran contenido de grasas y hace poco ejercicio se ven más problemas de obesidad que en grupos que comen dietas bajas en grasas y hacen ejercicio en forma regular.
Es difícil que esta situación cambie en un futuro próximo. Cualquier persona que esté tratando de perder peso tiene que lidiar con una cultura que margina al obeso mientras genera un contexto ideal para ganar peso. Lidiar con esta contradicción puede ser una de las causas psicológicas de la obesidad y los desordenes de la alimentación como la bulimia y la anorexia.

 

Factores Psicológicos

No es una sorpresa que los factores psicológicos y los problemas de conducta puedan hacer que la gente suba de peso. Muchos comen cuando están estresados, aburridos o enojados. Con el tiempo la asociación entre una emoción y la comida puede tornarse en una asociación fija.

La depresión y el estrés son las principales causas de la obesidad y los desórdenes alimenticios. De hecho, la obesidad puede deberse a dificultades psicológicas o a la conducta en el pasado. Los problemas psicológicos son una enfermedad como cualquier problema físico y requieren tratamiento profesional.

Obesidad Infantil

En los últimos tiempos ha habido un rápido incremento en la obesidad infantil, por lo menos al doble en los últimos tres años. El aumento en el número de niños obesos y el desarrollo temprano en la vida de enfermedades que antes se atribuían a los adultos son alentados por la “comida chatarra” y la falta de ejercicio. Esto refleja la importancia de establecer los buenos hábitos a través del ejercicio y la alimentación sana desde los primeros años de vida.

Enfermedades que Causan Obesidad

Determinados problemas físicos pueden llevar a comer en forma excesiva o a interferir con el mecanismo por el cual el cuerpo regula las calorías que utiliza. El daño neurológico del hipotálamo que regula el apetito puede producir obesidad.

Las causas físicas de obesidad siempre deben ser consideradas. Una condición denominada hipotiroidismo puede llevar a ganar peso. La investigación está revelando lentamente cómo las hormonas juegan un rol en la obesidad. Cuando las células que contienen grasa están llenas, liberan una hormona llamada leptina que disminuye el apetito. Si se suprime la producción de leptina, las células grasas no pueden avisar que están llenas, la persona continúa comiendo porque tiene hambre y sube de peso.

Remedios

Determinados remedios pueden también causar obesidad. Las hormonas esteroides ayudan a retener líquidos en el cuerpo y pueden hacerlo sentir “hinchado”. Algunos remedios para la migraña también pueden causar sobrepeso. Los antidepresivos y otros remedios que modifican el estado de ánimo a veces usados para tratar el estrés, la ansiedad y la depresión pueden hacer subir de peso.